Encadenada

Encadenada
La trama, de carácter melodramático, cuenta las aventuras de la sierva ucraniana Katerina, interpretada por la actriz rusa Katerina Kovalchyk. Esta, lucha por su libertad en el Nizhyn del siglo XIX. La acción tiene lugar en 1856 en la gobernación de Chernígov del Imperio ruso (territorio de la actual Ucrania), cerca de la ciudad de Nizhyn, y también en Kiev. En estos tiempos, antes de la reforma del derecho al voto, los campesinos no tienen libertad personal, es decir, están sujetos a servidumbre. Así, la serie cuenta la historia de una sierva, Katerina Verbitskaya (propiedad del terrateniente más rico de Nizhyn, Peter Chervinsky), que no parece ni se comporta como una campesina, ya que tiene modales impecables, ha aprendido varios idiomas extranjeros, toca el piano e incluso pinta. Esto sucedió gracias a su madrina, la noble Anna Chervinskaya (esposa de Chervinsky), que fue quien la crio desde niña. De este modo, la protagonista de la serie se encuentra involuntariamente en la frontera de dos mundos: nobles e intelectuales por un lado y siervos encarcelados, convertidos por las autoridades rusas en propiedad material, por otro. Por su parte, Katerina está enamorada del noble Aleksey Kosach, pero esta relación se ve obstaculizada debido a que pertenecen a clases sociales muy diferentes. Por esta razón, Chervinsky está extremadamente descontento. Así, por amor y ansias de libertad, la sierva tendrá que sobrevivir a la muerte de sus seres queridos, no dejarse llevar por el pánico del levantamiento popular, huir de la servidumbre, proteger su honor o vagar por la red de burdeles de Kiev, entre otros aspectos.